martes, 15 de abril de 2014

Refinería de Cienfuegos consolida acciones medioambientales



La adquisición, por parte de la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, de Cienfuegos, de un nuevo equipo para determinar la Demanda Químicade Oxígeno (DQO) en la bahía de Cienfuegos, trasciende como una vía para consolidar el equilibrio entre proceso industrial y cuidado del medio ambiente.

La Demanda Química de Oxígeno (DQO) constituye uno de los parámetros de medición más importantes, pues dicho indicador permite conocer la cantidad de oxígeno con que cuenta la rada para degradar los residuos.  De acuerdo con Luis García López, director técnico de Cuven Petrol Cienfuegos, antes lo hacían a través de una vía más tradicional; sin embargo, el nuevo equipamiento (consistente en una combinación del Termo-reactor y el espectro fotómetro), con un costo de 8 mil 814 Euros,  significa un ahorro de reactivos, y a su vez, disminuye la carga ambiental. También permite incrementar los ensayos, y por ende, gana en rapidez y exactitud a la hora de informar los resultados.

  “Con el método tradicional utilizábamos mayor cantidad de mercurio y ahora podemos disminuirlo a más del 60 por ciento. También bajamos el nivel de ácido sulfúrico de 15 mililitros (ml) a 2,5. El uso de la transferencia volumétrica, de cuatro veces, ahora queda en una, lo cual infiere una disminución del por ciento de errores. En tanto, la cantidad de la muestra se reduce de 10 ml a 2. Además, mientras con el sistema anterior realizaban un ensayo por hora, ahora pueden llevar a cabo 12 de manera simultánea”, explicó el directivo.

  La determinación de la DQO posibilita evaluar y darle seguimiento al proceso de la Planta de Tratamiento de Residuales. Entonces para comprobar si la bahía respira bien o no, una muestra debe trasladarse hasta el laboratorio de la “Camilo Cienfuegos”

  Feliza González Fernández, técnico de ensayo físico químico en el laboratorio de análisis especiales de la Refinería, señala que la tecnología de estos equipos es de primer mundo, y por tanto, los beneficios permiten lograr un control riguroso sobre el vertimiento a la bahía.

  En el propio laboratorio, el nuevo equipo acredita beneficios al ser humano al provocar menos daños a la salud. “trabajamos con un mínimo de reactivos, que a su vez, ya vienen en su pequeños tubos de ensayos. Con el sistema anterior debíamos extremar las medidas de seguridad porque era demasiada cantidad de sustancias dañinas como el ácido sulfúrico y el mercurio”.

  Así, el novedoso método, reconocido además como de escala pequeña, no presenta riesgo de contaminación al medio ambiente a causa del uso de químicos tóxicos y corrosivos, a diferencia del procedimiento más antaño, el cual requería de una campana de extracción de gases.   

  El aumento de la cantidad de muestras y la prontitud y precisión de los resultados en el cálculo del DQO, ayudan a sacarle mejor provecho al pedazo de bahía que “ingresan” en el laboratorio con el fin de evaluarla y servir de punto de de referencia para el CITMA como órgano regulatorio y la Planta de Tratamiento de Residuales.

  Según Ángel Rodríguez Quesada, director de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente en la Refinería, la planta destinada a estos fines está diseñada para llevar a cabo dos procesos fundamentales: uno físico encargado de detectar los sólidos y líquidos acompañantes del residual y uno químico donde se arrecia el proceso de desinfectación en función de eliminar la mayor cantidad de tóxicos.

  Visto así, en la “Camilo Cienfuegos” existen piscinas, no precisamente para el plan vacacional de sus trabajadores, sino entendidas como lagunas donde se oxida el material restante de la producción. Cada una presenta sus características y propia escenografía.

  El especialista añade que al agua que va a la bahía se le mide el PH, concentración de hidrocarburos, materia en suspensión, la Demanda Biológicade Oxígeno (DBO) y la Demanda Química de Oxígeno (DQO). De este último puede inferirse la capacidad de degradación de residuales en el entorno marino de Cienfuegos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario