viernes, 6 de diciembre de 2013

Pesadillas del cuentapropismo



 Quizás alguna mañana, cuando el cuentapropismo despierte, perciba que su sueño transcurrió sin tantas pesadillas, sin las  trabas que le impiden avanzar. Tal vez un día pueda levantarse con la certeza de que pocos, o ningún traspié, le allanen el camino por la sociedad cubana.

En varias ocasiones se ha hablado sobre la necesidad de abrirle puertas —no dejarlas entreabiertas— a quienes optaron por esta vía para beneficio individual y contribuir al progreso de la nación.

  Durante los últimos meses han asomado algunas aperturas en dicho sector, entre las cuales destacan la aprobación de nuevas actividades; el derecho a comprar a las empresas estatales, así como acceder a las facilidades ofrecidas por el Ministerio delTurismo de pagar a aquellos cuentapropistas que laboren para entidades del organismo.

 

sábado, 16 de noviembre de 2013

Villa Clara comanda torneo nacional de polo acuático


Con tres juegos ganados sin conocer la derrota en la rama femenina, y dos victorias y un empate entre los hombres, Villa Clara comanda la tabla general, luego de la primera ronda, del campeonato nacional de polo acuático, celebrado en Cienfuegos hasta el próximo día 17.

Ambas escuadras salían como favoritas desde el inicio, sobre todo en la rama femenina en donde han arrasado con sus rivales al vencer a Camaguey 10-7 y a Santiago de Cuba 14-11 y 15-8 a Granma, con la fuerza ofensiva como principal baluarte del conjunto. En otros partidos entre las mujeres Granmenses y agramontinas empataron a 7 y las Santiagueras, segundas en la tabla general, vencieron a las de Granma 10-8 y a Camaguey 8-6.   


viernes, 15 de noviembre de 2013

Oferta y demanda: el suicidio del bolsillo


  Un día la demanda salió a correr… Y quizás puso demasiada velocidad a su carrera, porque la oferta fue tras ella y no la encontraba, a veces tenía algún atisbo de ella, pero no la alcanzaba.
  
Sobre ambas categorías económicas hemos escuchado con frecuencia en Cuba durante los últimos tiempos, fundamentalmente a partir de las transformaciones en la Isla y en consonancia con la proliferación del trabajo por cuenta propia.

  Hoy, tales términos echan raíces en justificaciones y mecanismos aún torcidos; si el valor de los productos toca los cielos es a causa de tales variables. Y es verdad, esos montos solo bajan cuando la cantidad y variedad de propuestas disminuyan el protagonismo de las necesidades. Y mientras el país no logre dicha estabilidad, han de atajarse los abusos al bolsillo, porque el cartelito de “esto es oferta y demanda” resulta una ofensa para los ingresos de quienes viven de un salario.

 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Atención primaria para nuestros médicos



Escrito por: Nayvis Flores Santana 

Las buenas intenciones y los exhaustivos planes no bastan. Cuando se trata del hombre y sus necesidades la realidad impone caminos difíciles y la superación deviene meta constante en la cotidianidad.

Así ocurre en Cuba con el programa de Médicos de la familia, un proyecto creado en los años ochenta que resultó en sus inicios la mejor de las iniciativas para atenuar los problemas sanitarios de la población. Hoy, a tres décadas de fundado, las dificultades e insatisfacciones describen un panorama alejado de los principios de su surgimiento.

En los últimos tiempos, la inestabilidad de los galenos, la carencia de utensilios y el deterioro de los consultorios, provocaron una grieta en este programa que languidece dentro de los barrios y pueblos.


jueves, 31 de octubre de 2013

Parece rusa en campos cubanos

*En coautoría con Yudith Madrazo Sosa.

La encontramos en aquella volanta… Y posó para las fotos sin reparos, sin arreglarse o pedir un creyón. Así, al natural, salió un instante de la rutina diaria dispuesta a enseñarnos un pedazo de su historia. 
  
Parece rusa… Conserva una de esas pieles donde el sol suele entrar como Pedro por su casa. Y rubia, de las que no necesitan tinte. Algunas arrugas están de más, no encajan en los 52 años de Magalys Roche Brito. Pero el paso del tiempo en su vida no ha sido coser y cantar.

“A los diez años ya iba con mi papá hasta el campo y lo ayudaba a guataquear o a cualquier cosa que le hiciera falta. Desde niña ya sabía de los sacrificios de esas labores”.

En su cuerpo afloran las huellas del trabajo, ¡del trabajo duro! Hasta nos enseñó las cicatrices en uno de los codos producida por el tarro de una vaca en su codo. Y otros tantos golpes que quizás, por comunes, ella no recuerde o por pudor prefiera olvidar.

“A mí ninguna tarea me cuesta. Por eso no paso necesidades en esta vida, sé hacer de todo…”


miércoles, 30 de octubre de 2013

Entre col y col, la lechuga mayorista


Cuando un producto nace, no imagina cuántos destinos le esperan hasta llegar al sitio donde será útil. Y menos, imagina las veces que cambia o aumenta su valor con el traspaso de mano en mano o de entidad en entidad.

Tal fenómeno, denominado comercio, atraviesa en Cuba por un período de resarcimientos. Salvar algunas empresas con ese cometido y repensar mecanismos de gestión en otras, constituye la esencia de las transformaciones tanto en la variante mayorista como minorista de este renglón en el país.  

  En relación con esta última, la Gaceta Oficial de la República en su edición extraordinaria número 17, publicó la resolución 242 del 2013 de la ministra de Comercio Interior, y dejó sentadas las bases desde lo ideal, para subsanar grietas que entorpecen el sistema de compra venta entre entidades, su incidencia en la forma minorista y las repercusiones en la población, el eslabón más débil de la cadena. 


viernes, 4 de octubre de 2013

Tun tun… ¿Quién es?


Esta vez no es el Cartero Fogón. Tampoco el lobo de Los Tres Cerditos, ni Los Siete Chivitos… ¿Quién llama a la puerta? Quien llama a la puerta hace rato avisó que venía… 
  
 En tiempos donde el control legitima su condición de flagelo de las negligencias, caen de la mata las necesidades de la transparencia en los mecanismos destinados a monitorear, revisar el accionar de empresas, entidades o instituciones. Y cada instancia está comandada por humanos que cometen errores, pero, ¡No es para tanto!

 Desde niño escuchaba en la escuela el temor por las visitas. Eso de “viene la inspección y hay que portarse bien” anunciaba la rutina de preparación con el fin de garantizar la buena imagen. Entonces, cada mecanismo ha de mostrar su efectividad y organización. Como dijeran en el programa infantil “La Sombrilla Amarilla”: “Un lugar para cada cosa, cada cosa en su lugar”.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Caminos...


 
  Y llegan cosas que no queremos mirar, y dar la espalda deviene antojo de la inercia prudente y… I can´t belive, siempre de espaldas al espanto, al nudo social y… decidimos seguir y seguir y seguir… y luego doblar, y seguir… y otra vez doblar, y seguir… hasta trazar un camino enserpentado donde no puedan acosarnos los pesares, el sentido de culpa, ni el mazo de la injusticia agarrado por un puñado de oportunistas.
  
  Los caminos suelen ser empedrados, pero los pies deben acostumbrarse a las ampollas, pues es mejor andar descalzos y sentir la realidad tal cual es, porque cuando las ampollas se conviertan en cayos, quizás seremos lo suficientemente fuertes para seguir, o mejor, limpiar y seguir, curar y seguir…
    

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Derrame de petróleo: pedazo de bahía negra


Hace apenas dos días, un recodo de la bahía de Jagua enseñó otra coloración. El negro comenzó a apoderarse de esa esquina de la ensenada justo donde comienza el malecón de la ciudad. Y nada más lejano al color del agua que el propio negro.
   
Sucedió que, por causas aún desconocidas, ocurrió un derrame de fuel oil proveniente de las calderas del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, con lo cual se infieren daños medioambientales como el aumento de hidrocarburos en la ensenada. 

De acuerdo con el Doctor Hugo Almeida Leyva, vice director de la institución médica, “el compañero que trabaja en la caldera notó una disminución inusual mediante las mediciones del tanque de alimentación. Enseguida comienza a revisar otros indicadores y advierte el líquido en las canales y los cubetos donde ha de almacenarse este combustible ante un accidente de tal índole.

“Inmediatamente llegaron todos los carros cisterna y aspiraron los cubetos, los registros de la calle. Entre el momento que supimos la noticia hasta la realización de todas estas acciones paso apenas una hora, gracias a ello los daños pueden ser menores”.

Por su parte, Irenaldo Pérez Cardoso, al frente del grupo de operaciones en el lugar del incidente como parte de la brigada de antiderrames de la refinería de petróleo Camilo Cienfuegos, “lo más importante consiste en evitar la expansión del líquido hacia el resto de la bahía. En ese sentido, desplegamos barreras de contención y mantas oleofílicas, también desplegamos 200 metros de barreras flotantes en este recodo de la rada con el fin de que el derrame no manche los cascos de los barcos”. En tanto, los especialistas de la administración portuaria en la provincia aseguran que no han acaecido daños en las embarcaciones.
  
Reinaldo Antonio Acosta Melián, jefe de la Brigada de Supervisión del CITMA, explica que a partir de este escape, el hidrocarburo ha sido aislado con barreras; no obstante, aunque se recoja el mayor por ciento posible siempre quedará una parte que pudo haberse expandido y alojado en los sedimentos de la bahía; sin embargo, aún es muy pronto para evaluar e informar sobre la influencia directa en la flora y fauna marina.   

Hasta el momento ha disminuido la cantidad de ingreso de dicho líquido a la ensenada, luego de la limpieza con presión de agua en las redes. “Ahora todo este material extraído lo recogemos según las regulaciones medioambientales y los quemamos de manera ecológica”, enfatizó Pérez Cardoso. 

En estos momentos se trabaja en el peritaje en función de la búsqueda de causas concretas, en tanto, tampoco puede conocerse con exactitud la cantidad de petróleo vertido en la Bahía hasta que pueda succionarse todo el fuel oil acumulado.
  
Esta es la tercera ocasión que ocurren problemas con las calderas del pediátrico, aunque nunca de tanta envergadura. El vice director de dicha entidad, refirió que se impone un proceso inversionista en coordinación con el CITMA en función de crear mejores condiciones ante accidentes de tal magnitud.

Como parte de las operaciones relacionadas con la solución de esta problemática, participa el MININT, las Empresas de Comunales y Acueducto y Alcantarillado, el Ministerio de Salud Pública, trabajadores de la Administración Portuaria y de la Refinería, así como autoridades del Gobierno y el Partido en la provincia.

Provocar algún daño en la bahía significa herir a uno de los escenarios predilectos en la Perla del Sur, y lacerar la propia cienfuegueridad de la cual nos regodeamos con frecuencia. Salvaguardar ese entorno marino garantiza la seguridad medioambiental sin soslayar el paisaje como baluarte turístico. Por ello, esperemos que ningún pedazo de la ensenada de Jagua vuelva a ser negro.
       


jueves, 5 de septiembre de 2013

A veces la musa…


A veces ocurren cosas que aterran. Y el deseo de seguir suele cortarse, suele dormirse, o hacerse el dormido. A veces no hay espacio para el entendimiento, la comprensión, la sinceridad…

A veces siento que el ventilador echa el aire en contra con demasiada velocidad; insostenible, inquebrantable, un aire prepotente y ceñido a dogmas. ¿Sabrán esos aires lo que es un dogma?

A veces es mejor engordar la vista y clausurar el oído… meterse en la caja de la aparente ingenuidad o la del oportunismo, que suele ser espaciosa y cómoda. A veces es triste tirar una bengala al cielo y que caiga con algunas glorias y muchas penas. A veces esa bengala es invisible para quienes deben verla.

A veces el piso se mueve, y a nuestros pies se mueve el mundo en nuestra contra. Entonces se esfuma el equilibrio y las barandas… Todos quedaron encerrados: el equilibro, las barandas y el sentido común.

A veces la musa llega un poco atrevida, pero es difícil dejarla pasar… A veces, ojalá no sea siempre.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Lo de Pánfilo no es un cuento


 
Pánfilo representa la reencarnación de las dificultades del día a día, de los vaivenes de nuestra existencia con sus desafueros y virtudes. Y a veces da ganas de reír, a veces no…
  
 Lo mejor es que Pánfilo es portador de mensajes valiosos, trae en su ocurrencia dosis de esa información que parece escurrirse por los rincones para, supuestamente, no darse a conocer, y de aquella que camina ante nuestros ojos y circula de boca en boca, de vista en vista, de espacio en espacio…

 Hay que abrir bien las entendederas ante cada incursión de Pánfilo, unas veces fantasioso, casi siempre realista. Constituye pues, el escenario para enterarnos de cuánto acontece en las esquinas con los vagos, los expertos de un mercado llamado negro, de los propios trabajadores con sus logros y ansias, con sus ingenuidades y picardías.

 Encontramos a las amas de casa que cambiaron sus proyecciones de trabajo: no solo lavan, planchan, cocinan o atienden al marido, ahora también se involucran en el mundo del invento, porque hay que vivir, hay que luchar.

 Pánfilo tiene la genialidad de enseñarnos todos, o casi todos los entuertos de la burocracia, esa que mutila cientos de procesos y parece ahogarnos, trabarnos con tanto peloteo, directivas mal interpretadas y ejecutadas. Pánfilo nos invita a trabajar más y reunirnos menos, porque mientras intentamos arreglar el mundo en una reunión, por fuera nos están robando las gallinas, unas con huevos de oro, otras no.

 Pánfilo constantemente nos lleva al pasado para recodarnos tiempos de holgura, y así lo muestra en esa especie de expediente denominado libreta de abastecimiento con fotografía y asistencia espiritual incluida. Siempre defiende la libreta, y lo apoyo, porque quizás ya no den tantos productos, pero al menos organiza, entrega lo mismo para cada núcleo familiar, y así, evita el acaparamiento que en tantos escenarios nos consume, nos aleja de bienes y alimentos de primera necesidad.

 Pánfilo está siempre “arriba de la bola”, como solemos decir cuando estamos actualizados. Habla sobre las cooperativas no agropecuarias y en sentido general, el cuentapropismo con sus ventajas y fisuras. Dedica un tiempo al día de las madres, padres, niños; a la serie nacional de béisbol con sus inclusiones, deserciones y decepciones; a la televisión cubana con sus rasgos entretenidos y/o aburridos.

 Pánfilo sueña, y el propio sueño habla de nuestras aspiraciones, enseña el camino del bienestar, quizás como el gerente y su familia, quizás no tanto…, pero bienestar al fin.       

 Ahí, en la casa y el barrio de Pánfilo aparecen varios personajes como alegoría del tipo de gente que encontramos a diario: el despistado, el pícaro, el oportunista, el que no ha evolucionado con el tiempo y dejó sus pensamientos en décadas anteriores. Entre todos representan un pedazo de la propia sociedad, de las necesidades del cambio en la forma de actuar y de perpetuar otras virtudes que consolidan nuestro sello de cubanos.

 En Pánfilo descuella una alarma para los dirigentes, en aras de modificar sus procedimientos, formas, contenidos; de llamar al sentido común. Pánfilo deja claro, de manera subliminar, que de la propia capacidad de los directivos dependerá el buen funcionamiento de determinada entidad, o viceversa.

 Nos miramos ante Pánfilo cuando habla de los altos precios de la compota, los productos agrícolas, la carne…; la extrema diferencia entre lo expendido en divisas y en moneda nacional, y por supuesto, el salario… ya saben… 

 A lo mejor exagera, solo a veces, mas, en la mayoría de las ocasiones está tan cerca de la realidad que motiva expresiones de admiración: “¡está apretando!, ¡se la comió! ¡Cualquier día lo desaparecen!” ¿Por qué? No es buena idea esfumarlo, para nada, pues perderíamos la oportunidad de vivir del cuento sobre mecanismos torcidos y otras circunstancias que sí nos complacen.

 Pánfilo es optimista, que nadie lo dude… Y quiere arreglar lo mal hecho, mal interpretado. Pánfilo es un hombre y vecino de bien, cubano de pura cepa, ocurrente, soñador, un idealista objetivo como Platón, salvando las enormes distancias. Ojalá todos aprendamos cada día más de este anciano y el espacio que lo rodea, que nos rodea. Ojalá lo podamos seguir disfrutando como espejo de nuestra propia esencia.   
          

viernes, 19 de julio de 2013

Cuando el círculo se cierra... ¿cómo piensa el hombre?


El ser social es lo que determina su conciencia. 
Karl Marx 

Para inyectar voluntades en la fuerza laboral es preciso repasar una y otra vez la teoría del materialismo histórico donde queda claro, entre otras cuestiones, que el hombre piensa como vive. Y cuando el tema sale al ruedo en el marco de reuniones sindicalistas aparece la estimulación en el centro de la mirilla, en el mismo lugar donde pervive el contento del ser humano.

 Este tópico constantemente martilla la conciencia, y por ello, se desbordó en las sesiones del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en Cienfuegos. Ulises Guilarte De Nacimiento, presidente de la comisión organizadora del cónclave a nivel de país, destacó que la base de desarrollo en la nación permanece en manos de los afiliados y el socialismo tiene entre sus premisas esenciales la satisfacción de las necesidades de estos hombres y mujeres. “Pero eso sale de la producción, del crecimiento en ese sentido”, refirió Guilarte De Nacimiento.

 

viernes, 12 de julio de 2013

Incomprensiones




Cuando cavamos hasta llegar al fondo de una situación y despejamos la mayor cantidad de nebulosas posibles, enseguida nacen las incomprensiones; incluso, hasta el mal genio de los aludidos bulle como muestra de la pérdida del sentido común. 

Y otra vez percibimos las complicaciones del trabajo periodístico, pues, al colgar como públicas las grietas de determinados procedimientos, decisiones… a los responsables se les nubla la vista, y se les tupen los oídos. No le dan el frente a las equivocaciones. Solo entrenan al verbo para loar y no para destapar y/o solucionar incongruencias.

Entonces, al llegar el periodista y descubrir las fisuras, en lugar de rectificar, levantan el muro de la prepotencia, el mismo muro donde intentan esconder los errores. 

viernes, 21 de junio de 2013

El calor de los cubanos


Foto: tomada de Radio Rebelde

¡Qué calor! deviene frase archimencionada en varios escenarios, sobre todo porque extrañamos los airecitos del efímero invierno cubano y lamentamos la imposibilidad de contar con una piscina en el hogar. ¡Qué placer una piscina, pero cómo pensarlo si existen comunidades donde unos cubos de agua son oro!

Corren las gotas de sudor mientras enfrentamos algunos desaires frente a la televisión cubana, o cuando mami hace magia en la cocina o en los trajines hogareños, cotidianos, rutinarios, cansones… y más extenuantes cuando el calor azota una y otra vez, y con su presencia llama a la fatiga, el disgusto…


jueves, 20 de junio de 2013

Pepito y el papá de Pepito


Pepito no escapó de ningún cuento vulgar ni banal, aunque quizás tenga alguna veta humorística. Pepito no es tan indisciplinado ni mal hablado; algo ocurrente sí, hasta innovador…  Pepito, el de este comentario, no es el de los cuentos, más bien trasciende como paradigma, una alegoría de personas coetáneas con él.

El papá de Pepito ya pasó las cinco décadas y, por supuesto, tampoco es coprotagonista de algún chiste.  Ya lo asechan los achaques y la vida le cobra las andanzas de tantos años. Ha chocado con varios muros e infinidad de veces tardó en levantarse, ¡pero se levantó!. Hoy mira en derredor y encuentra paz, cierta paz y algunos beneficios, pero nada para conformarse después de tanto tiempo de bregar. El papá de Pepito pertenece a una generación de temores…

Pepito y su papá discuten constantemente; uno porque quiere lo mejor para su hijo y el otro porque prefiere aventurarse a chocar, a buscar la experiencia por medios propios, aunque no tolera moretones tan grandes como los recibidos por su papá. Y aun cuando en circunstancias puntuales lo disimule, también puede sentirse atemorizado.

jueves, 30 de mayo de 2013

En el béisbol casi todo vale


Foto: Aslam Castellón

  Por estos días lo más mencionado en la zona central del país es el Béisbol, y emerge el buen y mal gusto en propagandas, carteles, coros, congas, jolgorios. Y el play off le echa pienso a la polémica, unas veces provechosa, otras, descerebradas.

  Están los estadísticos polillones de la guía del béisbol cubano en aras de discutir con base, algunos con buen instinto y conocimiento empírico dan en el clavo y otros que ni ven la pelota ni conocen estrategias del pasatiempo nacional, casi revientan sus venas del cuello en discusiones.

  Todos quieren llevarse la razón y plantar la bandera de la verdad absoluta, quizás todos estén en lo correcto o todos se equivoquen, pero lo importante es polemizar, ¡ojo!, polemizar, no ofender.  

  Miles de recetas salen de chef ingeniosos y otros mediocres, algunos abogan por el jugo de naranja, otros por el bistec de elefante. Menos mal que no hay ninguna vaca como mascota. Unos visten de naranja y otros de verde, algunos toman y brindan por su equipo, pero la embriaguez no los deja concentrarse en el partido. Incluso, no recuerdan el desenlace del choque.

  Mas, creo lamentables las cantatas de victoria antes de tiempo y las especulaciones a flor de piel, en las esquinas, en el juego de dominó, en las peñas, en el habla de mujeres y hombres… Muchos viajan al futuro en una certera adaptación del dicho de poner la carreta delante de los bueyes.

  Peor aún es el oportunismo, los desagravios, el ventajismo para ganar a toda costa y desterrar el comportamiento limpio. Muchos se encomiendan a Dios, otros a Higinio Vélez. Y los periodistas y narradores, una vez más, en boca de todos, que si las preguntas, que si las respuestas, el favoritismo, la agresividad o pasividad…

  Llueven las críticas, y una de las mayores, a mi criterio, es el escenario rústico donde se realizan las “conferencias de prensa”; mientras crece el mal gusto muere la calidad de esos encuentros. Sí, es preciso la ética de ambas partes (quienes preguntan y quienes responden), pero tampoco deben pasarle tantos paños tibios a directores y deportistas, a fin de cuentas, con la misma sangre fría que deben enfrentarse al público en los estadios, tienen que asumir las increpaciones de periodistas.

  Los más conservadores le dan la última palabra al terreno, y aunque ahora esté bastante mojado, es cierto, tiene la última palabra, sin embargo, no significa exiliar el análisis oportuno. Todo vale en la pelota: pintarse, gritar, darle golpes al televisor para que los bateadores reaccionen, chiflar, abuchear, aplaudir… Señores, pero seamos justos, disfrutar los partidos con alegría no significa ofender, y aprender a perder perpetúa su condición de asignatura pendiente.           

        

viernes, 10 de mayo de 2013

El silencio habla...


Trabajo escrito por: Nayvis Flores Santana 

Desde niña siempre odié el vacío ante mis preguntas, el eco de mi voz que retumbaba por descortesía de algunos adultos. Difícil imaginar cuánto aprendería con el tiempo acerca de los silencios.

Ellos aumentan como epidemia en medio de una sociedad ávida de ruido. Emergen desde una transparencia llena de matices, producto de desiguales situaciones o contextos.
Así hallamos al silencio tímido, ese que no concuerda con el criterio colectivo, que hierve dentro del hombre inconforme en medio de la reunión y sin embargo calla para no hacerse notar.

Otros, prefieren los silencios escépticos por aquello de que no vale la pena hablar sobre un asunto sin respuesta; porque a la voz crítica siempre le aparecen sordos a las preocupaciones, por necedad o por conveniencia.  

miércoles, 1 de mayo de 2013

Huellas del inicio de mayo



  Pocas veces en el año quedan grabadas tantas huellas en el asfalto, en el mismo asfalto. Huellas nacidas de calzados modernos y no tanto, nuevos y no tanto…
   
Huellas intactas durante horas, aun cuando con frecuencia las invada el primer aguacero de mayo. Quizás el agua tienda a opacarlas, solo quizás. Pero ellas no huyen de la lluvia, se ofrecen a la superstición para simular belleza.

 Y algunas deben gritar, a viva voz, con garganta enrojecida en aras del progreso, de salvaguardar privilegios… y otras, más tímidas, introvertidas… callan, aunque el silencio no significa el destierro de los ideales.

  Unas grandes; otras medianas y pequeñas, pero no insignificantes. Algunas investidas del sinónimo impronta; otras solo simples pisadas, pasajeras, intrascendentes, escépticas…

  Eso sí, son muchas, cientos, miles… Y dentro de tantas resaltan las huellas que salvan vidas, o las encargadas de educar. Están las que construyen edificios; dictan sentencias; producen alimentos, bien o mal, pero producen; las cultas y las no tanto; las trovadorescas y las reguetoneras; las huellas abiertas y las fronterizas. Unas maltratan, otras reverencian. Son huellas al fin, huellas con color de sociedad.

  Disímiles huellas visten al Primero de Mayo, huellas con mayor o menor salario, huellas en Moneda Nacional y otras, más poderosas, en CUC. 

Todas valen, porque todas estuvieron allí, bajo el mismo sol, sobre el mismo asfalto… Y el propio asfalto es un mosaico. Ahí descansan las de siempre, las de ahora, y afortunadamente queda espacio para las del futuro. 

 Se ven alegres; y hasta enseñan la sonrisa del feriado, el jolgorio, porque son optimistas… Son huellas nacidas del zapato de la consagración. No vale criticar ninguna huella del Primero de Mayo, solo vale aplaudirlas, ponderarlas, porque mañana, volverán sobre el asfalto…    

miércoles, 24 de abril de 2013

Nació una calabaza gigante en Cienfuegos


Con un peso superior a los 65 kilogramos (kg), nació en tierras aledañas al Central 14 de Julio, en Cienfuegos, una calabaza que por su tamaño constituye un acontecimiento peculiar para los habitantes de la zona.

Desde Bolivia llegaron las semillas gestoras de tal producto, gracias a Sebastián Bernardo González Botello, natural del país suramericano, quien vive en Cuba hace apenas cuatro meses tras su matrimonio con una médica sureña que estuvo dos años de misión en el país hermano.

“Para los cubanos es algo raro, pero en la finca de mi familia es normal encontrarse calabazas de ese tamaño. No solo depende del tipo de semilla, sino del cuidado y las técnicas agrícolas aplicadas, como regarlas siempre por las mañanas y tenerlas en una superficie húmeda y con sol permanente. Así lo revelan los secretos de mi abuelo”, refirió el joven de 29 años.

viernes, 19 de abril de 2013

El teléfono enredado


  Siempre me llamó la atención el juego del teléfono enredado. Esa rueda de personas donde una frase sufre metamorfosis al deambular de un oído a otro, víctima del susurro, del tono difuso…
   
Entonces lo que empezó como “Pablito clavó un clavito”, termina en “Panchito cargó a Carlitos”, “Pepito quedó calvito” u otras variantes nacidas de la imprecisión verbal y las malas intenciones humanas.

  El trastrueque deviene divertido mientras no trasciende la esencia lúdica o recreativa. Cuando las variaciones se instalan en la vida real, en situaciones vitales…, irrumpen las reacciones del incomodo y donde hubo risas nace el desconcierto…

  Ciertas orientaciones bajan o suben “los escalones”, y muchas veces sufren alteraciones lamentables. Ocurre algo así como en el monólogo del cometa Halley, popularizado en Cuba por Carlos Ruiz de la Tejera. Crece la confusión si a tales entresijos los acompaña el rumor, las “bolas” que van y vienen.

  De tales situaciones emanan los malos entendidos, discusiones… El dime que te diré descubre a las claras las fisuras en la capacidad organizativa. Lo lamentable ocurre cuando “desde arriba” dictan normas, procedimientos, maneras de asumir, analizar o lidiar con algún fenómeno, y en cambio, a la base llega deformado, torcido…

  Las supuestas interpretaciones  erradas trascienden como el pie forzado perfecto en función los encontronazos. Finalmente, vencen las mentes fronterizas carentes de lógica, pero con suficiente poder para silenciar la razón.             

 

martes, 16 de abril de 2013

¿Llegará más carne a la casilla?


Acercarse a los resultados ganaderos de países como India, Brasil, China o Argentina, resultaría una pretensión demasiado utópica. Mas, no significa que cerremos los ojos y demos la espalda a alternativas vitales para desarrollar dicho indicador, y así, cobrar las deudas con las demandas del pueblo y coadyuvar al acotejo de la economía nacional.

“Con los pies en la tierra y el paso firme y seguro…”, dijo un campesino cuando insistía en la necesidad de incrementar la cantidad de comida destinada al pueblo.

Y eso me hizo recordar que aludir al tema de la ganadería deriva en hablar de carne, lo cual deriva en traer a colación el tema del plato fuerte, que a su vez deriva en la alimentación del cubano, indiscutiblemente deriva en el contento de la población y, por supuesto, deriva en reto para los encargados de producir, guiar… y para quienes debemos escribir del asunto.

Por ello, hurgué en las estrategias de la Isla en este sentido mediante las declaraciones de Jesús García Piloto, viceministro de la agricultura a cargo de la ganadería.

“Actualmente la actividad pecuaria atraviesa por un momento de transformaciones, fundamentalmente en lo relacionado con el sustento de los animales y la creación de condiciones en el trabajo técnico. Esto nos condujo a que, desde la dirección del país, suscribiéramos trece postulados en aras de la recuperación del sector”, aseguró el directivo.

La sequía deviene piedra en el zapato para los rebaños en la nación. La ausencia de la lluvia deprime el pasto y evapora el agua. Ello atenta contra la nutrición de los animales y deprime el acopio de leche.   

“Debemos dejar de hablar de sequía, ese es un fenómeno de todos los años, no es aislado ni imprevisto. Por eso es preciso enfocarnos en la preparación de las condiciones con el propósito de enfrentarnos a tales períodos. Desde el inicio de la primavera debe comenzar la conservación de la comida a partir de la acumulación de pastos, forrajes y los subproductos de cosechas.


lunes, 15 de abril de 2013

A nosotros nos tocó reír


Cual venezolano sentí el mismo salto en el estómago, ese que paraliza digestiones y hasta la respiración. Apenas faltaban unos minutos para la media noche de este 14 de abril y primaba la incertidumbre… El destino de Venezuela estaba en las manos de un veredicto.

¡Maduro Ganó!, es un hecho. Y quería tocar en las casas para decírselo a todo el mundo, y salir al balcón a gritarlo, pero, como ya dije, era casi media noche. Qué lástima que tampoco estaban abiertas las puertas de Internet para gritarlo allí, en las redes sociales…

El 50,66 por ciento de los votos tenían la cruz en el nombre del candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), mientras el representante de la burguesía, Henrique Capriles, llegaba hasta el 49,07. Estuvo apretado, sí, y eso disparó aún más los niveles del susto, pero, como nos decía un profesor en la universidad: “mayoría es mayoría, aunque sea por un pelo…”

El sosiego llegaba al advertir el cintillo: “Nicolás Maduro, nuevo presidente de Venezuela”. Pensé entonces en la alegría de los miles de cubanos que viven allí, laboran al servicio del pueblo. Y quise llamar a mi amiga que colabora como profesora de educación física en el estado de Valencia y compartir la alegría, pero, como en otras ocasiones, la cuenta del saldo del celular había expirado.

Después de tantos pesares vividos en Cuba y Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, se vislumbran algunos indicios de tranquilidad y agradecemos una vez más, la sinceridad de aquel 8 de diciembre cuando además solicitó al pueblo poner el destino de Venezuela en las manos de Maduro, ya está en esas manos.

Ante el parte oficial de la comisión electoral, es increíble presenciar cómo en solo un instante puede cambiar la vida de un país, de su gente, algunos para bien, otros para mal, a unos les correspondió llorar y otros reír. Por suerte, a los seguidores de Nicolás Maduro les tocó reír, a nosotros nos tocó reír.

Misión cumplida Chávez. 

miércoles, 3 de abril de 2013

El 4 de Abril es rojo...


 
  Una vez alguien me sugirió darle colores a los meses, y al pensar en la idea me percaté de que, de manera involuntaria, en el subconsciente, designamos un matiz específico para cada uno. No sé si por las características del clima o estación del año, o por los acontecimientos en determinado contexto.
   
  Abril siempre lo visualicé con un color vivo, quizás un rojo o marrón fuerte, y posiblemente la brillantez de esos tonos tiene su explicación en la apertura de la primavera, aunque la primavera en sí no la veo roja ni marrón.

  Es extraño, incluso difuso, entonces pensé que cuando abril abre las puertas, al menos en Cuba, lo espera la algarabía por la celebración del día 4, con los respectivos aniversarios de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Mas, en tal jolgorio, si no me equivoco, sobresale el rojo…

  Y no tiene nada que ver con sangre derramada por combatientes, ni con la noción psicológica del amor-pasión-príncipe negro. Más bien responde a la aglomeración de niños y jóvenes con atuendos, banderas y emblemas con esa tonalidad… Nada, a lo mejor es un capricho, y muchos ni siquiera coincidan, ¡pero lo veo rojo…!

  Así lo constaté en la tarde del día 3, cientos de niños y jóvenes pertenecientes a la OPJM llenaron parte del Bulevar cargados de bullicio, ingenuidades, y por supuesto, colores… Y al bojear el acontecimiento descubrí una gama increíble, mas siempre sobresalió el rojo.          

  Ante la avalancha de infantes recordé algunas esencias sobre la incidencia psicológica del archimencionado color: “conocido como el de la vitalidad y acción. Ejerce una influencia poderosa sobre el humor de los seres humanos (…) Excelente para contraponerse a los neutros (…)”. Por eso, entre tantos, registro el rojo, y debe relacionarse con eso de la rebeldía juvenil, del cambio…, pues en las descripciones de ese tono también especifican que “(…) tiene el significado del anhelo”.       

  En otros lugares del mundo, el 4 de Abril camina como una jornada cualquiera, sin colores, o quizás gris, y algunos cubanos con manto apático lo sienten igual. No obstante, tampoco debemos desterrar ópticas sensoriales. Hacerse de la vista gorda ante la celebración de grandes y pequeños jóvenes, significa ver la vida en blanco y negro. Por suerte, al menos el mes de abril lo veo rojo…  

lunes, 1 de abril de 2013

Betty descubre los encantos de la montaña


  Cuando Betty Gómez Rodríguez comenzó a estudiar medicina hace más de seis años, no le pasó por la mente que iniciaría su vida profesional en el macizo de Guamuhaya. “Ni me lo imaginaba, no tenía idea de la vida en estos contornos…”.
   
  En septiembre llegó al hogar materno de San Blas, aún con los atuendos de estudiante, el fantasma de la inexperiencia y la incertidumbre por los desafíos… Seguramente en algún momento dejó escapar alguna lágrima cómplice de la añoranza. “¡Imagínate!, fue difícil, tengo una niña chiquita. Pensé que me iban a poner más cerca…” 

  Luego de tres meses en ese centro, bajó hasta La Sierrita a hacer estancia. Mas, aún no había escalado lo suficiente para conocer el Escambray con sus peligros y encantos…
  Ninguna carretera elevada se había atravesado en su camino. Por eso, cada metro de altura deparaba una nueva aventura. Así le sucedió hace alrededor de un mes, cuando subió hasta el Sopapo para hacerse cargo de un consultorio y más de 570 habitantes de esa zona. “Nunca había subido la Loma de la Ventana. ¡Es impresionante…!       

 Allí la encontré mientras recorría la serranía cienfueguera. La advertí en medio del polvo, las vigas, el cemento… Pues el espacio donde vivirá durante un tiempo, así como la infraestructura médica, reciben una reparación capital favorable para su labor y sobre todo a merced de los pobladores de tales parajes.     

 Al hablar con ella percibo cuánto extraña a su familia y los aires citadinos de la Perla del Sur… Sin embargo, ante cualquier percance, siempre guarda un “pero” para aclarar cuánto le gusta la vida en la montaña, aunque deba alejarse de seres queridos. “No me arrepiento, ya clasifica como una experiencia extraordinaria…”

 Ahora crecen las responsabilidades, la autonomía en las decisiones médicas sale por la misma puerta que las dudas. Pero es vital dejarla abierta en aras de la determinación. A fin de cuentas chocar con la vida real dejará algunos moretones producto de lógicas novatadas, pero solo eso. Nada alarmante ocurrirá cuando los jóvenes galenos ponen el conocimiento en función de salir ilesos de los imprevistos en la práctica.

 “Enfrentarnos solos a una comunidad nos aporta mucho. Al graduarnos estamos prácticamente en pañales. Ahora no tenemos a nadie para asesorarnos y entonces todo es más complicado, pues mientras somos estudiantes contamos con la profesora para corregirnos. No obstante, las experiencias resultan favorables y así, a cargo de un poblado es como más aprendemos.

 “Trabajar de manera individual exige implementar lo aprendido y dejarnos llevar por el instinto. Hasta ahora, ¡por suerte!, todo me ha salido bien. Lo más importante es el bienestar del paciente y creo que eso lo he logrado”.

 Pero el proceder adecuado marcha también en el vagón de las condiciones óptimas. Por eso la sonrisa de Betty habla a las claras sobre la satisfacción con la rehabilitación del consultorio. Aunque ahora viva un poco apretada por las labores constructivas del local, posee la certeza de una estancia segura y cómoda.

 “También nos beneficiamos con el privilegio de una ambulancia, cuyos servicios representan comodidad y seguridad para los pacientes y para mí. Si está rota u ocupada pedimos las demandas al SIUM de Cumanayagua. Además utilizamos las del Naranjo, Cuatro Vientos y San Blas y ellos se auxilian de la nuestra. Así nos ayudamos de manera mutua para alejar las dificultades.

 “A veces el problema radica en la carencia de combustible, pero debemos administrarlo bien, porque conocemos cuan caro resulta para el país. Entonces tenemos que sacar cuentas constantemente para ahorrarlo. Por lo que ves, acá sabemos de todo, hasta de economía”.

 Su nombre debe ser mencionado en las casas de lugar, cual figura famosa, y es que un médico en sitios tan intrincados deviene personaje. Quizás no ha tenido mucho tiempo de conocer a fondo a todos los pacientes, sin embargo, ya domina con claridad los padecimientos más comunes de la zona.

 “Predominan los hipertensos. También abundan los cólicos nefríticos por las características de las aguas, a pesar de que son de manantiales los pacientes muestran bastante litiasis renal. Me he encontrado con frecuencia la bronquiolitis en los lactantes, y la periodicidad de las crisis de asma se deben al clima variable y frío de acá arriba”.

 Afortunados quienes tienen el placer de disponer de sus servicios, pues a simple vista, brota el carisma de esta joven para tratar con el prójimo. No recuerdo un momento de la entrevista en que desapareciera la silueta de su sonrisa, aunque esté lejos del hogar. Y en algún momento pensé en darle un espacio en el carro donde viajaba, para llevarla a darle un beso a su niña. Pero no, el deber la espera ahora entre los montañeses del Sopapo, quienes con su presencia seguramente duermen más tranquilos.           

jueves, 28 de marzo de 2013

Llamar a las calles por su nombre


La mayoría de los habitantes de Cienfuegos hablan con orgullo de sus calles, de esas cuyo amplio asfalto y acera facilita la circulación de vehículos, personas, animales… Y cual tablero de ajedrez sirven como brújula, incluso, para el caminante más despistado.

Con el mismo arraigo perpetúan los sureños las denominaciones de las calles por sus nombres y es que en ellos habita mucho de la propia historia de la antigua Villa Fernandina de Jagua.

Así encontramos una arteria en representación de D´ Clouet, fundador de la ciudad y de otras figuras destacadas como Horruitiner, Bouyon, Gacel, Arango, Casales, Arguelles y otras.
Como huella española permanece la nominación de una avenida tan transitada como San Fernando, como impronta de Fernando VII, Rey de España en los inicios del siglo XIX. También el nombre del Rey Carlos IV, encontró lugar en la concurrida San Carlos, en tanto Santa Isabel hace referencia a Isabel La Católica.         

Algunas calles se apegaron más a la vida de los soldados, en ese sentido surgieron nombres como Cuartel, La luz y La Gloria. Otras, por su parte, pregonan virtudes como Concordia, Lealtad y Perseverancia.

Varios gobiernos de turno intentaron renombrar algunas calles: Nicolás Acea por San Carlos, General Esquerra por Cuartel, Hurtado del Valle por Santa Isabel, Calle del Carmen por Arguelles, Rita Suárez del Villar por O´donell y otros tantos intentos, fallidos todos, al no poder desarraigar la tradición.

Incluso hoy, cuando las arterias presentan una numeración, es más común llamarlas por sus nombres, pues resguardan parte de nuestra historia, y certifican el sello de esta geografía, devenida urbe con vestido francés y atuendos españoles diseminados en las propias nominaciones de las calles.          
 
 

lunes, 18 de marzo de 2013

El tiempo aprieta, pero no ahorca


  El tiempo figura en ocasiones como culpable del deterioro de los bienes materiales y las personas. Mas, todo depende de la extensión de cada transcurso, de la letanía de infortunios desprendidos del andar agitado del reloj.
   
Sobre los desmanes del tiempo descansan algunos oportunistas y pícaros, con las justificaciones a punta de lengua, erigidos maestros de la excusa. Sin embargo, existen circunstancias en las cuales no caben las evasivas. Ni siquiera el paso de escasos años es capaz de camuflar los indicios del descuido o el deterioro moral condimentado con la falta de sentido de pertenencia.

De esa manera encuentro muchos lugares de mi ciudad, sitios que apenas superan la etapa de recién nacidos y muestran ya las arrugas del menoscabo y las crisis de aceptación. Centros agredidos constantemente por los malos pensares de quienes los frecuentan. Y ya debiera de estar acostumbrado a la clonación de ese fenómeno, pero no cabe en el entendimiento. Entonces, mientras advierto tales anomalías, alimento la perplejidad.
 

miércoles, 13 de marzo de 2013

El periodismo, las edades, los molinos…


Aún recuerdo cuando transcurrían los períodos de prácticas laborales… Emergíamos ya como “pichones” de periodistas, llenos de pretensiones, deseos, ingenuidades…Con el paso por los medios de comunicación en Cienfuegos nos percatamos de las complicaciones al lidiar con las fuentes, escribir contra reloj y soltarle las riendas al olfato para husmear, escudriñar hasta buscar lo interesante, relevante…

Alimentamos la gratificación cuando advertimos por primera vez nuestro nombre en el periódico y queríamos comprar muchos ejemplares para enseñárselo a la familia. Y todos en casa debían escuchar el Noticiero de Radio Ciudad del Mar y Notisur, de Perlavisión para oír y ver nuestras primeras incursiones.

Pero en aquellos momentos parecía un juego quizás, sin otorgarle tanta importancia a las dosis de responsabilidad y la propia inexperiencia no nos dejaba ver la envergadura de cada huella en el periodismo. Mas, al concluir la etapa universitaria, cambian las costumbres, los pensares, las visiones… 

Entonces, nos incorporamos a las rutinas de los medios de prensa, y cuesta trabajo arrancar, ubicarse, enrumbarse, porque no se trata de unos días de práctica… ahora el quehacer es más serio y “meter la pata” cuesta, pues ya no entramos en el saco de las novatadas de estudiantes.

martes, 12 de marzo de 2013

Lucha por la Lucha en los Juegos Olímpicos



Cuando escuché la noticia imaginé fueran alucinaciones… Hurgaba en busca de la razón para sacar a la Lucha de los JuegosOlímpicos (JJ.OO) de 2020, mas, no encontraba respuestas convincentes ante tal aberración.    

 La información emerge cual pesadilla para países con resultados favorables en dicha disciplina, marcha en detrimento del prestigio del evento deportivo de mayor envergadura en el mundo. ¡Increíble!, pues cómo aceptar tamaño absurdo, si se trata de una modalidad celebrada desde los primeros JJ.OO de la era moderna, en Grecia durante el 1896.
   
Los gladiadores de entonces quedarían petrificados ante la novedad, y hasta algunos quizás tuviesen ganas de resucitar para aportar su voto en contra de la expulsión, y enseñar el respeto por la tradición, la historia, e inculcar el sentido común en ciertos señores que ni siquiera han sudado tanto la camiseta, para disponer del destino de quienes sueñan con el podio olímpico, más aún en un deporte milenario.